Hay consecuencias derivadas de una mala higiene bucodental. Por eso, es importante incluir una serie de cuidados orales que permitan mantener la salud de nuestros dientes y boca en estado óptimo. Estos procesos de higienización son indispensables para protegernos ante los agentes externos que entran en contacto con nosotros por vía oral. Sin embargo, una gran parte de la población no sigue una rutina de mantenimiento bucodental, amenazando así nuestro organismo al completo.

consecuencias mala higiene bucodental

Para evitar la posible afección de enfermedades bucales, tu implicación resulta más que necesaria.  En Medyform, nuestro centro de formación sanitaria conocemos las prácticas recomendables que te ayudarán a mantenerte sano. Por ello, te contamos los pasos a seguir para establecer una rutina saludable, y las patologías a las que podrías enfrentarte si no las cumples. Atiende a nuestros higienistas dentales, que cuentan con una excelente formación como técnico superior en higiene bucodental.

Higiene bucodental: pasos para mantener tu boca sana

La higiene bucodental se conforma de un conjunto de procedimientos sencillos y fáciles de gestionar. Por eso, si quieres crear una barrera protectora frente las enfermedades dentales tienes que:

  1. Cepillarte los dientes después de cada comida, mínimo 3 veces al día. Eliminando los restos de comida, las bacterias, y todos aquellos organismos que no benefician ni a tu boca ni a tus dientes.
  2. Cepillo interdental e hilo dental. Indispensable para acceder a zonas de la boca, que resultan de difícil acceso con el cepillo dental.
  3. Usar colutorios. Porque complementan la acción del cepillado dental, especialmente en su función para eliminar el sarro, reducir el mal aliento y proteger las encías.
  4. Mantener una alimentación equilibrada. Olvídate de los productos procesados, no te dejes tentar por el azúcar y apuesta por una dieta rica en fruta y verduras. Y si te es posible, cepíllate los dientes tras cada comida.
  5. Evitar sustancias nocivas. Alejarse del tabaco y las bebidas alcohólicas es fundamental. Pues no solo manchan el diente, sino que también atentan contra la calidad y salud de la encía, derivando en patologías más graves.
  6. Visitar al odontólogo y al higienista dental. Como mínimo una vez al año. De modo que se puedan prevenir enfermedades bucodentales.
  7. Repetir. No vale con hacerlo una sola vez. Esta rutina tiene que repetirse, a diario, según los pasos marcados.
Patologías desencadenadas por una mala higiene bucodental

Si no cumples estas recomendaciones, podrías sufrir enfermedades asociadas a la falta de higiene. Estas consecuencias se dividen en patologías más o menos perjudiciales. Pero todas ellas, extremadamente negativas para tu salud bucodental. ¿Padeces de alguna de estas enfermedades bucodentales? Pues ya conoces el posible origen:

  • Caries. Destrucción que se produce en la estructura dentaria como consecuencia de una alimentación poco equilibrada, una higiene bucal deficiente o la acumulación de placa.
  • Gingivitis. Consiste en la inflamación de la encía, provocando sangrado, irritamiento e incluso mal aliento. La acumulación de bacterias y placa entre el diente y la encía pone en peligro la salud dental
  • Periodontitis. Conforma una patología de gran similitud a la gingivitis, pero de mayor gravedad. La acumulación de placa bacteriana provoca la pérdida del hueso, raíz, ligamento o diente al completo.
  • Halitosis. El consumo de tabaco, las caries y una higiene dental inadecuada son el foco de emisión del mal aliento. Para superarla debemos de cambiar nuestro estilo de vida al completo.

Por eso mismo, no permitas que la falta de higiene te gane la guerra de la salud bucodental. Protege tus dientes con una rutina de higienización segura y continuada.  Y sigue aprendiendo sobre odontología en nuestro Centro de Formación Sanitaria en Málaga.


Autor: Medyform

Edición y diseño: La Factoría Creativa

Consecuencias de una mala higiene bucodental para tu salud oral
¿Quieres compartir este Post?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *